Detenciones y ejecuciones en el Kurdistan iraní

La Asociación de Derechos Humanos del Kurdistán, ha publicado un informe sobre las violaciones de derechos humanos en Rojhelat, el Kurdistan iraní

Global Rights • 17/8/2017 • Global Rights • 124 Viste

La Asociación de Derechos Humanos del Kurdistán, ha publicado un informe sobre las violaciones de derechos humanos en Rojhelat, el Kurdistan iraní. El informe ha recopilado la información a partir de numerosos documentos. La Asociación señala que el informe no esta completo “debido a la falta de permisos del gobierno iraní para las organizaciones y grupos de derechos humanos y retrata sólo parte de los abusos sistemáticos de los derechos humanos en el Kurdistán oriental”.

En el silencio de los medios occidentales continúan en Rojhelat las detenciones y ejecuciones de ciudadanos kurdos, acusados de moharebeh (“enemistad contra Dios”), a veces de narcotráfico, otras de presunta pertenencia al Partido por la Vida Libre del Kurdistan (PJAK).

 

La Asociación informa el jueves 25 de mayo de 2017, junto con la ejecución de un destacado atleta kurdo de Kermanshah, Hujat Tadro, otros dos presos pertenecientes a las familias Khosravi y Teimouri fueron ejecutados.

 

El viernes 26 de mayo de 2017, Fakhreddin Roshani, de 40 años, de la ciudad de Maku, fue ejecutado en la provincia de Orumieh, en el Kurdistán oriental, condenado a muerte por “narcotráfico”, después de cinco años preso.

 

La Asociación también informa que Dawood Patriot ciudadano de 22 años natural de Orumieh, fue arrestado en junio de 2017 por actividades religiosas y tras cuatro meses de prisión “preventiva” la Oficina de Información de Orumiyeh decidió su traslado a la cárcel central de esta ciudad siendo condenado a muerte.

Los presos políticos “Seyed Amir Hosseini” y “Jamaleddin Mohammadi” pasan su noveno año en la cárcel de Qazvin. Los dos prisioneros llevan nueve años sin juicio.

Mohabat Mahmoudi está encarcelado en la prisión de Orumiyeh. Los funcionarios de la prisión de Orumiyeh han pedido otro billón de tomanes (1.000 tomanes = 10.000 riales) por la libertad de Mohabat.

El miércoles 28 de junio de 2017, en la ciudad de Llam, en el Kurdistán Oriental, el presidente del Tribunal Supremo de la provincia de Llam, Mohammad Razm, dijo en una ceremonia que cuatro personas serían ejecutadas pronto.

Detenciones y encarcelamientos

Según la confirmación forense, del jueves 1 de junio de 2017, Saman Nasim fue trasladado al Tribunal Islámico Revolucionario de la República Islámica del Irán en Orumieh para determinar la edad del preso en el momento de la detención, condenado por moharebeh o “enemistad contra Dios”, en abril de 2013 por su supuesta pertenencia al Partido por la Vida Libre del Kurdistan (PJAK), quien fue examinado por varios médicos en presencia del juez del caso.

Se constata aumento del número de reclusos en la cárcel de Mahabad y la falta de espacios en las cárceles.

Mohammad Nazari, un prisionero político, debió ser puesto en libertad hace 3 años, aun permanece privado de libertad en la cárcel.

Adel Alizadeh, un ciudadano sunita del distrito de Paveh, en el este de Kurdistán, ha estado en huelga de hambre en la prisión de Evin.

El miércoles 31 de mayo de 2017, las fuerzas de inteligencia del Cuerpo de Guardias Revolucionarios Islámicos (IRGC) detuvieron a Taher Khorshidi, de 21 años, residente en el vecindario de Seyedabad en Oshnavieh.

El jueves 1 de junio de 2017, un prisionero político del kurdo “Hasan Rastegari Majd” fue condenado a tres meses de cárcel y a 20 latigazos en la prisión de Orumieh en el Kurdistán oriental. Bajo la acusación de incumplir el orden penitenciario en la prisión según la orden 104 del Tribunal Penal de Orumieh.

Ayoub Asadi, preso político recluido en la prisión de Kashmar, quien sufre de asma, problemas lumbares, renales y perdida de visión del ojo izquierdo, ha sido privado de tratamiento médico y que necesita en prisión durante seis años.

 

Changiz Ghadam Khiri nació en 1988, en la ciudad de Kamyaran, en el Kurdistán oriental, fue detenido en 2011 y ha sido trasladado al centro penitenciario de Sanandaj.

El lunes 12 de junio de 2017, los ciudadanos de Bukan, Fatahi Pur y Mohammadi, que son activistas religiosos, fueron arrestados por las fuerzas de seguridad de la República Islámica del Irán y no hay información disponible sobre su destino y paradero.

Muhammad Amin Abdullahi preso político kurdo el domingo 11 de junio 2017, fue golpeado por su condición de sunni por algunos prisioneros y guardias de la cárcel de Birjand.

Hossein Daneshmand preso político el lunes 29 de mayo de 2017, tras la cuarta revisión de su caso por parte del Tribunal Islámico Revolucionario de la República Islámica de Irán en la ciudad de Sanandaj, al este de Kordestan, ha sido emitido el veredicto de 10 años de prisión para Hossein.

El viernes 9 de junio de 2017, las fuerzas de seguridad del gobierno iraní en las montañas de “Qouri Qala”, y en la ciudad de “Rawansar” en la provincia de Kermanshah, bloquearon caminos, insultaron y faltaron al respeto a los ciudadanos kurdos sin ninguna razón.

Yahya Firouzi, cuando tenía 17 años, fue detenido junto con su hermano mayor, acusado de cometer un asesinato fue sentenciado a 15 años de prisión y luego condenado a sido condenado a muerte por parte de tribunal.

La noche del jueves, 15 de junio de 2017, las fuerzas de seguridad de la República Islámica del Irán atacaron a la población por las protestas en el pueblo de Agh Dareh y en la ciudad de Tekab en la provincia de Orumieh en el Kurdistán oriental, varias mujeres fueron heridas.y un número indeterminado de personas fueron arrestadas.

El martes 5 de octubre de 2010 fue arrestado Motaleb Ahmadyan prisionero kurdo para el que se pide una fianza de $ 5 billion.

Dos jóvenes fueron arrestados, Amir Arzhangi, hijo de Mukhtar y “Baset Bashtam” ambos del pueblo de Nay de la ciudad de Marivan siendo trasladados a un lugar desconocido.

Las fuerzas de inteligencia y seguridad de la República Islámica del Irán en Kermanshah y Oramanat en el Kurdistán oriental detuvieron a varios ciudadanos kurdos y los trasladaron a un lugar desconocido.

La condición física del prisionero kurdo sunita del Kurdistán oriental llamado Abdollah Shariati ha empeorado en la prisión de Rajai Shahr en Karaj.

El destino y la vida del prisionero político kurdo, Ramin Hussein Panahi, están en grave peligro. Ramin Hussein Panahi fue arrestado el viernes 23 de junio de 2017, junto con su hermano y otros dos compañeros por las fuerzas del Cuerpo de Guardias Revolucionarios Islámicos (IRGC), mientras se produjo el arresto de Ramin fue herido.

Detención y amenazas a miembros de la familia de presos de Komala por parte de la Oficina de Información en Sanandaj.

El domingo 25 de junio de 2017, Anwar Hussein Panahi regresó de Teherán para reunirse con sus padres. Fueron arrestados por las fuerzas de seguridad de la República Islámica de Irán en el Kurdistán oriental. El domingo 24 de junio de 2017, Zobeir Hussein Panahi, Anwar Hussein Panahi, Afshin Hussein Panahi, también fueron arrestados.

El lunes 26 de junio de 2017, el fiscal de la República Islámica de Irán en la provincia de Kermanshah anunció que más de 50 personas fueron arrestadas y que hay entre los detenidos un niño.

Después de meses de arresto, los ciudadanos kurdos, Farouq Sharvirani, Amir Peighami y Taher Khorshidi fueron encarcelados por las fuerzas de seguridad de la República Islámica de Irán en la prisión del departamento de información de la ciudad de Oshnavieh.

Kamal Sharifi, periodista kurdo ha estado en una situación difícil durante 9 años en la prisión de Minab.

El lunes 19 de junio de 2017, Fardin Faramarzi, preso en la cárcel del centro de Sanandaj, en el este de Kurdistán, preso por “cargos de drogas” perdió la vida por falta de tratamiento médico.

El jueves 29 de junio de 2017, Mostafa Azizpour y SalahDin Khezri durante la conmemoración del bombardeo químico de Sardasht, llevado a cabo por el gobierno iraquí el domingo 28 de junio de 1987, fueron detenidos.

Tras el ataque en Teheran

Tras los ataques terroristas en Teherán y tras asumir la responsabilidad el grupo terrorista conocido como ISIL, algunos de los funcionarios de la prisión central de la República Islámica de Irán en Sanandaj han sido acusados de maltratar a los presos que tienen diferentes creencias religiosas.

Unas 56 personas han sido arrestadas y acusadas de participación en los recientes ataques terroristas en Teherán. Entres los detenidos hay seis ciudadanos de la provincia de Kurdistán.

Violaciones de derechos humanos de las presas

Por lo menos 7 prisioneras; Arasteh Ranjbar, Nazdar Vatankhah, Tahmineh Danesh, Farideh Hassanpour, Shlir Khosravi, Zaynab Sakanand y Somayeh Ebrahimzadeh, han sido condenadas por asesinato y su veredicto ha sido confirmado por el Tribunal Supremo de Irán.

Articoli correlati

5 per mille

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

« »

Pin It on Pinterest

Share This