MAS ALLÁ DEL CORONAVIRUS – NEWSORUND/3

La caída del precio del petróleo afecta duramente a las economía de los países africanos productores. Detenido en Brasil y entregato a su país, un represor argentino. La difusión de un video coloca al Presidente de Brasil ante un posible enjuiciamiento criminal

JM Arrugaeta, Globalrights.info • 16/5/2020 • Global Rights • 170 Viste

La fuerte baja de los precios de los hidrocarburos, y la previsión de que la demanda de energéticos tardará meses en recuperarse afecta de una manera muy especial a los países africanos productores de gas y petróleo.

Más de una decena de economía africanas dependen en gran medida de la exportación de su gas y petróleo. En el caso de los del Africa subsaharianos las consecuencias de esta situación puede calificarse como catastrófica, dado que la exportación del crudo supone un muy alto porcentaje de sus exportaciones, que pueden ir desde el 60% hasta prácticamente el 100%, como es el caso de Sudán del Sur. Los países afectados por esta crisis son: Nigeria, Angola, Gabón, Guinea Ecuatorial, Chad, Sudán del Sur, Senegal, Mozambique y Tanzania.

Las consecuencias de esta situación no solo afecta a la exportación, sino que ha conllevado también el cierre de campos petroleros, la paralización de nuevas prospecciones e inversiones y la sobresaturación de sus capacidades de almacenamiento. Gabriel Mbanga Obiang. Ministro de Minas e Hirocarburos de Guinéa Ecuatorial, resumió la gravedad de la situación: “Los años 2020 y 2021 se han perdido”.

La situación descrita afecta, aunque de una manera diferente, también los dos países productores del Magreb, Argelia y Libia. En el caso argelino su deuda externa es bastante menor que la sus similares subsahariano, sus exportaciones están más diversificadas mientras que la exportación de su gas, hacia Francia y España, es más estable al realizarse fundamentalmente mediante gaseoductos. Libia por su lado apenas alcanza a producir diariamente, en medio de su interminable conflicto interno, unos 98.000 barriles frente al millón y medio de la época de Gadafi, por lo que las repercusiones de la actual crisis del precio del petróleo seguramente no repercutirá mucho más a una economía destroza pero seguramente afectará si a la capacidad de pagos de suministros y ayudas militares externas, a sus aliados, que deben cubrir tanto el Gobierno de Unidad Nacional de Trípoli como el llamado Ejercito Nacional Libio, del Mariscal Hafter.   

La OPEP rebaja sustancialmente su previsión de consumo de petróleo para lo que queda del 2020

 La OPEP ha rebajado su previsión de consumo de petróleo para lo que queda de este año. Si su anterior cálculo, de hace apenas un mes, estimaba la reducción diaria de consumo de 6.85 millones de barriles, este 13 de mayo sus nuevas estimaciones cifraban en 9.7 millones barriles la baja de consumo diario para lo que queda de este año.

La fuerte caída de la demanda, como consecuencia directa de la pandemia de coronavirus, ha provocado una bajada constante, desde hace tres meses, de los precios del crudo hasta alcanzar un mínimo histórico el pasado abril, cuando el precio medio del barril llegó a 15.98 dólares, el más bajo en los últimos 21 años.

Dado que el costo medio de producción del barril, dependiendo de su tipo, es de unos 30 dólares, los países productores vienen acumulando pérdidas por su extracción, a lo cual hay que sumarle la acumulación de inventario hasta el actual agotamiento de capacidad de almacenamiento, lo cual ha dado lugar al insólito hecho de tener que pagar por vender, en el caso del petróleo tipo Texas de referencia en EE.UU.

El acuerdo de la OPEP+, miembros de países productores de la OPEP más Rusia y otros, apoyado por los EE.UU con una reducción de parte de su producción, estableció una baja de la extracción diaria de unos 9.7 millones de barriles (algo menos del 10% de la producción mundial). La cifra acordada, solo se negocio para los meses de mayo y junio, y coincide con la previsión de baja de consumo hecha pública este miércoles por la OPEP.

Fuentes de la misma OPEP han recalcado que con la puesta en marcha de la reducción acordada “ya ha comenzado una respuesta positiva”, en una abierta referencia al ligero aumento del precio del crudo esta semana, hasta alcanzar una media de 30 dólares el barril (ligera baja en el Brend, referencia en la UE, y ligera subida del Texas, de referencia en los EE.UU).

Las previsiones de la OPEP, destinadas dar confianza al mercado petrolero, no parecen tener en cuenta algunas variables, como es el aumento de producción, en abril, de varios de sus principales integrantes, el colapso de la capacidad de almacenamiento disponible, que ha llevado al uso de barcos cisternas, a manera de almacenes (con el consiguiente costo de fletes), donde se acumula una cantidad de crudo desconocida, y sobretodo las coincidentes previsiones, de diversos organismos económicos internacionales, de una recuperación económica lenta y gradual, sujeta a fuertes limitaciones en el transporte internacional de personas.

Dado todo lo anterior no resulta difícil prever que la OPEP volverá a revisar próximamente a la baja sus cálculos de consumo de crudo diario, y que por lo tanto los países productores de petróleo tengan que acordar una prorroga del recorte de producción, e incluso aumentarla sustancialmente, en aras de conseguir revertir al alza la baja cotización del barril de crudo.

 

Detenido en Brasil y entregato a su país, un represor argentino

Los medios argentinos dieron cuenta este miércoles de la detención en Brasil del represor en fuga Gonzalo, “Chispa”, Sánchez. La Policía Federal de Brasil capturó a Sánchez, de 69 años, en una localidad de la costa del estado de Rio de Janeiro, por una petición de entrega de las autoridades de Buenos Aires.

Sánchez, antiguo oficial de la Prefectura, fue un destacado miembro del Grupo de Tareas 3.3 de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los principales centros de detención y tortura durante la última dictadura argentina. El represor esta consignado como participante directo de los llamados “vuelos de la muerte” en que detenidos, torturados y drogados, eran arrojados vivos desde aviones al mar para hacer desaparecer sus cuerpos. Sánchez está también acusado de ser uno de los secuestradores y asesino del reconocido escritor y periodista argentino Rodolfo Walsh.

El represor argentino estuvo sujeto en el 2017 a una petición de extradicción en Brasil, en que la justicia argentina argumentó que Sánchez estaba acusado de delitos de: secuestros, asesinatos, desapariciones y torturas. Lo que de acuerdo a la Convención de la ONU sobre la Imprescriptibilidad de Crímenes de Guerra y Crímenes de lesa Humanidad, no pueden estar sujetos a amnistía  ni ser prescritos.

Dado que Brasil no es signataria de la citada Convención de la ONU, y a efecto de sus leyes los graves delitos de los que se le acusan a Sánchez estaban prescritos, el Supremo Tribunal Federal de Brasil no dio el visto bueno a la extradicción, hasta el jueves, sin embargo si aceptó en su caso la acusación de “secuestro”, dado que según sus leyes este era un delito continuado al seguir las víctimas “desaparecidas”, por lo cual acordó su deportación a Argentina.

Gonzalo Sánchez ha sido finalmente entregado a su país.

 

La difusión de un video coloca al Presidente de Brasil ante un posible enjuiciamiento criminal

 La difusión de un video pone al actual Presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en el centro de un serio escándalo político, con posibles consecuencias judiciales. El video, aportado como prueba a la Policía Federal por el ex-Ministro de Justicia, Sergio Moro, es una grabación del Consejo de Ministros realizado en el palacio Presidencial el pasado 22 de abril (dos días antes de la dimisión de Sergio Moro), y en la misma se puede ver en un tono airado e imperativo al Presidente, Bolsonaro, exigiendo el cambio del Director de la Policía Federal, organismo que llevaba adelante una investigación judicial, por corrupción y otros posibles delitos, sobre tres de los hijos de Bolsonaro, y de varios de sus allegados.

En la cinta difundida Bolsonaro afirma, en referencia a la Policía Federal, literalmente, que bajo ningún concepto permitirá que: “jodan a mis hijos y gente mía”.  Según expertos en derecho las afirmaciones de Bolsonaro son susceptibles de incurrir en cuatro delitos tipificados en el código penal brasileño.

En la misma reunión del Consejo de Ministros además Bolsonaro, y varios Ministros, insultan y acusan gravemente al Gobierno de China (uno de sus principales socios comerciales), mientras que el Ministro de Exteriores por su parte dice que todos los integrantes del Supremo Tribunal Federal son: “unos hijos de puta”.

La revelación del video, avalado además por varios testigos presenciales, coloca a Bolsonaro y a todos su gabinete en el centro de una tormenta política. Un escándalo que además tiene potenciales consecuencias judiciales si el Fiscal General de la Unión, Augusto Aras, tomase la decisión de pedir al Supremo Tribunal Federal una investigación por posibles delitos cometidos por el Presidente.

La posición política de Jair Bolsonaro se ha venido deteriorando en los últimos meses por la pérdida de aliados y apoyo social, a los que se ha sumado su desastrosa gestión -negación- durante la actual pandemia, lo que ha situado a Brasil como el país con mayor cantidad de fallecidos en América Latina, 12.400 oficialmente, y con una cantidad imposible de cuantificar de infectados, además de que casi 50 millones de personas dependen en estos momentos de ayudas sociales ante el impacto socio-económico del coronavirus.

El Presidente además se encuentra enfrentado directamente desde hace meses al Supremo Tribunal Federal (Tribunal Supremo), y no tiene mayoría en la cámara legislativa, una situación que equilibra mediante la “compra” literal de los votos de pequeños partidos de derecha, a través de puestos administrativos de segundo rango pero con importantes asignaciones de recursos económicos. En las últimas semanas el Presidente Bolsonaro ha alentado un movimiento de manifestaciones en favor de una suspensión de la Constitución, que disuelva el poder legislativo y el Supremo Tribunal, otorgando poderes especiales al Ejército.

Los medios brasileños destacan que desde la revelación del acusatorio video, aportado por el ex-Ministro de Justicia, Sergio Moro, los cuatro  generales más cercanos a Bolsonaro, dado que ocupan despachos ministeriales en el mismo Palacio Presidencial, mantienen silencio.

Articoli correlati

5 per mille

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

« »

Pin It on Pinterest

Share This